Capitulo 5: Oscuridad

Dia 2 21:30 horas

Juan se encontro aun caminando a la orilla de la carretera, el camino estaba demasiado oscuro. La luna apenas alcanzaba a alumbrar algo ya que se miraba a medio camino entre la luna nueva y la llena, Juan se empezo a preocupar debido a que tenia miedo de desviarse. Decidio sacar su linterna  y tenerla a la mano por cualquier cosa. Mientras seguia caminando.

Ya habia pasado bastante tiempo, cuando diviso una gasolinera, sin embargo las luces estaban apagadas, toco las puertas que pudo observar gracias a su linterna, pero no escucho respuesta alguna. Encontro la puerta del baño abierta, y aprovecho para entrar y tomar un poco de agua, ademas de hacer sus necesidades. Decidio que ahi pasaria la noche.

El sueño le gano rapidamente, aunque Juan no se caracterizaba por tener el sueño pesado, Juan se quedo dormido casi al instante, sin embargo, un grito proveniente de algun lugar cercano lo desperto subitamente.

Juan se acerco rapidamente a la puerta y tratando de hacer el menor ruido posible, saco la cabeza, sin embargo no se miraba absolutamente nada, y el miedo hizo que temiera encender la linterna par ver que habia por ahi. Juan decidio mejor que era mejor tratar de conciliar el sueño, sin embargo esta vez escucho de nuevo otro grito, proveniente de algun lugar cercano, ademas de varios pasos que se acercaban al lugar. El miedo hizo que Juan se encerrara de nuevo en aquel lugar, cerrando rapidamente la puerta con el pasador que tenia esta.

Prefirio volverse a acostar, sin embargo el ruido de pasos se acrecentaba, parecia que varias personas pasaban por el lugar, sin embargo no se oia ninguna voz, tan solo ruido guturales, gritos parecidos a animales, Juan tenia miedo de salir a ver, y trato de conciliar el sueño sin suerte. Los pasos y los gritos se oyeron durante toda la noche, con tan solo uno que otro grito que parecia de una persona, cada cierto tiempo. Juan paso la peor noche de su vida, tan solo queria salir corriendo de ese lugar, pero el miedo lo tenia paralizado, en aquel rincon que eligio para dormir.

En eso un fuerte ruido en la puerta, alguien la estaba golpeando como queriendo entrar. Juan se sobrecogio del terror, y toda su vida paso por su mente en aquel momento, era un miedo terrible, Juan se arrepintio de querer pernoctar en aquel lugar, pero por un instante penso que eso era mejor que estar ahi afuera con eso que lo atormentaba… Acaso eran fantasmas? Acaso aquellas creaturas de las que hablaba con aquel señor estaban por ahi? Acaso era solamente una pesadilla? Juan tenia demasiadas dudas en su mente, pero el miedo solo lo hacia pensar lo peor. De nuevo golpeaban a la puerta como queriendo derribarla, Juan temia que la puerta se fuera a caer en cualquier momento. De repente asi como aparecieron, los ruidos cesaron, no se oian los ruidos de los pasos, ni los gritos, y tampoco se oia que golpeaban la puerta. Juan se pudo tranquilizar, y creyendo que tal vez era una pesadilla, logro conciliar el sueño.

Cuando Juan desperto, la habitacion estaba iluminada completamente por la luz del sol.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s