Capitulo 4: Poniendose al dia

Dia 2

Juan encontro una parada de autobuses en el camino, y decidio dormir un poco ahi, ya que se encontraba demasiado cansado, los acontecimiento del dia anterior, aun rondaban por su cabeza, y Juan no lograba diferenciar si lo que habia visto era una vision, era un sueño, o era real. Se decia a si mismo que posiblemente, las peliculas de terror le habian jugado una mala jugada en su mente, y todo habia sido producto de su imaginacion, incluso se imagino alguna broma, como aquel programa de bromas que vio una vez cuando estaba en el banco, aquel en donde asustaban a la gente con fantasmas, y luego salia un tipo que les decia, Esto es una broma caiste!! Juan penso que si tal vez esperaba ahi un rato, un sujeto con camara apareceria y le diria eso, sin embargo el miedo pudo mas con Juan y aunque hubiera sido una broma el no se iba a quedar ahi esperando.

(Tal vez mañana me pueda estar riendo de esto)

Juan vio que el sol, estaba en lo alto del cielo, pero no tenia un reloj a la mano para corroborar la hora, Juan decidio seguir su camino, y camino un par de horas hasta que llego a una aldea. De nuevo la aldea estaba desierta, ni siquiera se escuchaba ruido, en ese momento, un sonido proveniente de las tripas de Juan, le recordo que no habia comido desde ayer en la mañana, el miedo que paso ayer, le quito por completo el hambre asi que decidio buscar algun lugar para comer, ya que no tenia nada de comida, en eso vio un super mercado que parecia abierto, en la gasolinera de aquella aldea, y decidio acercarse.

Ahi adentro habia alguien. Juan se acerco en eso el sujeto le hablo.

– Oye es raro ver a alguien por aca, pense que la gente habia salido corriendo.

Juan se alegro al ver una persona, ya que tenia dos dias de no hablarle a nadie.

– Si, es que voy hacia mi casa, pero no hay buses, y no he visto a nadie en el camino.

– Y tampoco los veras mucho, hijo

– Por que lo dice?

– Es que no has visto las noticias?

– No, para nada

– Mira, al parecer hubo una extraña enfermedad que hace que la gente se muera, y se vuelva a levantar, como un muerto viviente…

Aquellas imagenes que Juan vivio en la salida de la ciudad vinieron inmediatamente a su mente, aquel sujeto levantandose despues de haber sido atropellado, y luego atacando al joven, y luego el joven y el sujeto levantandose ambos llenos de sangre. La cara de Juan palidecio por completo al ver que aquello al final no habia sido solo un sueño.

– Oye hijo, estas bien?

Pero Juan seguia pensando en esos extraños acontecimientos, su mente solo pensaba en aquellos bizarros acontecimientos del dia anterior. Hasta que Juan sintio como si alguien lo sacudiera…

– Estas bien??

– Este, lo siento, es que me recorde de algo y…

– Hijo, estas palido, quiere algo de comer?

– Si me hace el favor.

Aquel señor le ofrecio un plato de arroz a Juan.

– No tengo otra cosa, si te das cuenta mi super mercadito, esta vacio, ya que ayer, la gente que pasaba se llevaba todo lo que podia.

En aquel momento Juan reparo que aquel super mercado estaba completamente vacio, tan solo veia las cosas que no eran comestibles en los anaqueles.

– No tenga pena, agua no tendra?

– Por supuesto hijo.

Aquel amable señor, le paso un vaso con agua a Juan, mientras lo ponia al dia con las noticias de aquella infeccion.

– Mira, como te decia, la gente salio huyendo ya que dicen que sucedio un accidente muy grave en la capital, y es imposible ir hacia alla ahora.

– Como asi?

– Bueno, dicen que un infectado cayo en los depositos de agua, y que la mayoria de gente de la capital, se infecto, ahora la capital es una ciudad completamente infectada, y los “infectados” se estan moviendo hacia estas zonas.

– Como? Es eso posible?

– Asi dicen los reportes de las radios, y ya no hay comunicacion con la gente de la capital, se supone que es una enfermedad que comenzo el viernes en todo el mundo, hoy ya es domingo, y la gente ya esta huyendo despavorida y hay mucha gente infectada, solo con estos gobiernos nos pasa.

Juan penso en lo que le decia aquel señor, y recordo lo que paso el viernes, que los negocios cerraron temprano, que decidieron cerrar temprano el banco, que no lo pasaron a traer de la agencia, que el sabado la agencia estaba completamente cerrada, y que nadie respondia a sus llamadas. Tambien que el encargado de la agencia, menciono algo acerca de la enfermedad.

– Entonces esta enfermedad que es?

– Nadie lo sabe hasta ahora, se dice que comenzo en todos los paises al mismo tiempo, y que lugares como Estados Unidos, han perdido completamente la comunicacion al exterior, se decreto un cierre de fronteras, un estado de excepcion, etc. pero de todas maneras nos afecto. No se como esta el resto del mundo, pero lo poco que se sabe de esta enfermedad, es que te mata, y luego te vuelve a la vida, y que si un infectado te muerde, te vuelves uno de ellos.

Juan se quedo callado, en lo que analizaba la informacion, pensaba en su familia, si estaba bien, en la gente del banco, si logro salir, en Oscar, y en sus demas compañeros de trabajo. Juan entonces decidio seguir su camino, pero debia prepararse.

– Han encontrado alguna cura?

– Al parecer no, y como se ha perdido la comunicacion con el mundo, se sabe muy poco de la enfermedad, tan solo unas fuentes en internet, pero como te has dado cuenta, no todo el mundo por aca tiene internet.

– Y entonces? Que hago si me encuentro con un infectado, me alejo?

– Es lo mas sabio hijo, por ahora no han dicho mayor cosa. Si mira uno, corre, y no voltees.

– Y si los intento balear?

– Tienes algun arma, hijo?

– Si, trabajo de guardia de seguridad en un banco, y aun tengo las armas del trabajo.

– Oye, no es peligroso andar con eso en la calle?

– Si, es posible, pero no las pude devolver, asi que decidi traerlas conmigo.

– Entonces que haras?

– Ire a mi pueblo, con mi familia.

– Bien pensado hijo!

– Y usted no piensa huir?

– No tengo a donde ir, ademas ya estoy viejo, si me ha llegado la hora, pues, ni modo.

– Buena suerte señor!

– Igualmente hijo!!

Juan decidio irse a su pueblo, esa extraña enfermedad podia ser peligrosa, ademas de que si habia infectados por ahi, el no queria encontrarse con ninguno de ellos.

Anuncios

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s