Capitulo 1: Dia cero

Ese dia, Juan se levanto como si nada, el dia anterior se desvelo, viendo unas peliculas, en el reproductor de DVD que acababa de comprar, Juan no podia negar que se sentia muy cansado, y tomo una taza de cafe para animarse.

(No debi haberme desvelado, esperemos que por ser Viernes y que aun no sea fin de mes, el dia sea tranquilo y pase sin mayores incidentes)

En aquel dia, el banco estaba a reventar, mucha gente se iba ir de vacaciones pronto, por las navidades, y Juan tambien habia pedido vacaciones, y a pesar de que en un principio se las habian negado, logro convencer a su jefe de que las necesitaba, y que en el año que habia estado ahi, aun no se las habian dado. Juan estaba desesperado, mucha gente iba a sacar su dinero, como si el mundo se fuera a acabar. y eso porque por ser el viernes antes de navidad, mucha gente estaba preocupada por sus compras de ultima hora.

(Como quisiera que esto terminara, pero apenas estamos comenzando)

Todos los cajeros estaban ocupados, y apenas un cliente se iba, otro tomaba su lugar, fue un ritmo vertiginoso, durante medio dia, y a la hora de almuerzo el banco se vacio por completo, asi que la gente pudo almorzar con tranquilidad.

Oscar era compañero de Juan en el banco, tenia 1 mes de haber llegado, y ya se habia adaptado, a estar parado sin hacer nada todo el dia, a arreglar las colas de los cuentahabientes, y a dejar una parte de la cola de gente esperando afuera mientras el banco tenia mucha gente.

– Oye Juan, vete a almorzar, este dia parece de locos verdad?

– Ni que lo digas, compañero, buen provecho.

En el segundo nivel de aquel banco, habia una mesa, dispuesta para que los empleado pudieran comer ahi, los que llevaban almuerzo, sin embargo para aquellos, que no lo llevaban habian muchos comedores por aquella zona.

– Oye Juan, es cierto de que te vas de vacaciones?

Preguntaban los cajeros, y ante la respuesta afirmativa de Juan.

– bueno, como no te vamos a ver hasta el otro año, que te parece si te invitamos a almorzar?

– Je je, tu sabes que nunca le haria caras a una comida gratis verdad?

Despues de aquel almuerzo, Juan llego a relevar a Oscar para que este fuera a almorzar, como a las 3 de la tarde, se preguntaban que paso con toda esa gente de la mañana, ya que el banco estaba completamente vacio, y Juan y Oscar se extrañaban que los negocios aledaños al banco, empezaran a cerrar desde temprano.

– Has oido las noticias Juan?

– No, paso algo interesante?

– Pues se empieza a hablar de una pandemia, una enfermedad o algo que mata a las personas que infecta.

– Y ya vino a este pais?

– Pues se supone que no, pero ya empezaron a cerrar las fronteras, ya que al parecer tiene una alta tasa de contagio, todas las personas que han estado en contacto con las personas enfermas, automaticamente se contagian.

– Ah si? (Como si me importara, ya para mañana estare en mi tierra, y ya no tendre que preocuparme por un buen rato de enfermedades y demas) Ah, no sera como la fiebre esa que hubo hace ya varios años?

– Ni idea, en las noticias no han dado mayores detalles.

Asi transcurrio ese dia, sin mayores incidentes, mas que la extrañeza de que todos los negocios alrededor del banco habian cerrado, y las calles estaban desiertas.

El gerente del banco, llamo  a una reunion en donde acordaron cerrar temprano el banco, y a que esperaran las noticias,  para saber como estaba la situacion y por cualquier cosa, que llegaran temprano al siguiente dia, a menos que el gobieno decreto algun estado de emergencia.

– Juan, Oscar, llamaron de la agencia, dijeron que hoy no iban a pasar por ustedes.

– Y eso? (y que pretenden que  me lleve las armas a mi casa, estan locos o que?)

– Ni idea, al parecer como casi todos los negocios estaban cerrando temprano, al parecer decidieron cerrarla por hoy, dijeron que mañana a primera hora, que fuera Juan a dejar sus armas, para que te puedas ir de vacaciones.

(Maldicion, yo que pensaba irme hoy en la noche) posiblemente a la media noche iba a estar llegando a mi casa, pero queria olvidar todo esto ya)

– B… Bueno, ni modo

Asi que el banco cerro a las 5 de la tarde de ese dia. Y todos se fueron a su casa temprano, sin embargo Juan, prefirio irse caminando a su casa, la cual no le quedaba tan lejos del banco, ademas de que las camionetas (buses) apenas estaban circulando, vio como 2 o 3 en lo que llegaba a su casa.

Juan llego a su casa, y al no importarle lo de las noticias, ya que a el no le afectaban si abrian o no el banco, decidio pasar la noche viendo la otras peliculas que no habia podido ver la noche anterior.

Anuncios

1 comentario

  1. Bueno, en el capitulo 1, nos relatan lo que le pasa a Juan en el dia 0 .

    Por cierto los dialogos iran de esta manera, y las frases entre parentesis, pertenecen a los pensamientos de los protagonistas.

    Cualquier comentario o critica es bienvenida


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s